Páginas vistas en total

lunes, 17 de junio de 2013

De vuelta a francia "gorgas mas cansalm"

Despues del letargo hivernal bajo al trastero y compruebo que mi neopreno sigue roto, desde septiembre que estuve en alpes he tenido tiempo de repararlo pero aun así no lo he hecho y tendré que convivir una temporada de nuevo con el neopreno roto, por lo que mis extremidades inferiores tendran refrigeración extra, jajaja.

El parte meteorologico es feo de cojones, pinta bastante frio y anuncian nevadas a 1500 metros, pero el equipo de barranquistas es el ideal y nos quitamos el frio rapidamente, con este barranco podré re encontrarme con mis amigos: sergi, carrasko, david killer, y conocer de nuevos como sabri y sus amigos, total que nos vamos 8 para francia, dispuestos a pasar un dia de barrancos y frio.

Paramos a hacer un bocata en la jonquera y vemos que la previsión de frio es real, casi no apetece meterse en el agua pero proseguimos hacia el parking de la cabecera, el canigo y su base esta totalmente nevada como si del puro invierno se tratase, confiamos que la nevada haya aumentado el caudal del barranco, pero como veremos no ha sido así, aunque baja disfruton y resbaladizo.

Nos cargamos la mochilas y veo que el invierno me ha pasado factura, los kilos de mas me hacen sudar la gota gorda y en poco mas de 45 minutos ya estamos en la cabecera, mojando el neopreno para que ceda un poco, primeras pozas y risas, primer togogan, segundo y tercero, jajajaja, nos reimos de frio.

La parte mas interesante del descenso es la goulotte, donde hacemos un rapel en un canalón muy estrecho, en la base de este otro rapel de 18 metros, se abre se cierra.

La parte final se realiza en un pasillo bastante estrecho y pulido donde un caudal alto puede ser incluso peligroso, con un rapel desde una antigua presa damos por terminado el descenso, en 15 minutos estamos de nuevo en nuestros vehiculos.

Entre tiritones y risas se deja caer el realizar la gourg de les anelles pero empieza a lloviznar y la idea se disipa, volvemos a aterrizar en la jonquera donde encontramos un chiringuito para comer y comentar la aventura.

Fotos aleatorias












 Hasta la proxima aventura